Por qué Obama no puede hacerse entender

 

obama discurso

 

Por Robert D. Kaplan*. El Secretario de Estado John Kerry  comanda un barco evidentemente fuerte, dada la escasez de fugas que emergen de su oficina. Sabemos que es organizado y disciplinado. También es una persona energética,  que toma riesgos, que salta a las negociaciones de equilibrista con Irán , y obligando a israelíes y palestinos a ir ala mesa de negociaciones – empresas quebien  podrían terminar en un fracaso y arruinar su reputación. Es un hombre de carácter. Al contrario, su predecesora en la Secretaría de Estado , Hillary Clinton, parecía tomar pocos riesgos y fue  acusada de utilizar el cargo sólo para pulir su currículum preparándolo para una carrera presidencial.

Pero hay una cosa en la que Kerry no ha sido bueno : explicar al público lo que está haciendo y por qué lo hace. ¿Cómo encajan esas negociaciones de equilibrista en un plan estratégico  más amplio? ¿Qué tienen que ver significan las negociaciones con Irán con las que existen entre Israel y Palestina ? ¿Cuál es la relación entre las dos series de negociaciones en Oriente Medio y  la estrategia de América en Asia y Europa ? La administración  Obama ha dado al público muy poca información sobre cualquiera de estos asuntos.

¿Por qué la administración no puede explicar mejor lo que está haciendo ? Creo que la razón es que la administración no puede hacerse cargo de las implicaciones filosóficas del rumbo  político que ha elegido. Es como si los altos funcionarios estuvieran avergonzados de sus propias decisiones .

El gobierno se ha negado a intervenir en Siria, y muy notablemente aún no logrado hacer las paces con la nueva dictadura militar de Egipto (aunque no se opone plenamente al nuevo régimen de El Cairo). Pero le resulta incómodo actuar de esta manera.

El equipo de Obama quisiera hacer una política exterior de internacionalismo liberal, en la tradición de gobiernos demócratas anteriores. Quiere derrocar en Siria a una dictadura asesina. Quiere democracia en Egipto. Pero, en lugar de lo que quiere, se ve a sí mismo desarrollando una política exterior de realismo conservador, en la tradición de anteriores administraciones republicanas como las de Dwight Eisenhower, Ricard Nixon y George H.N. Bush.

Lo hace así porque realismo significa tratar con los hechos tal como ellos existen con el objetivo de preservar el poder estadounidense , en tanto que el internacionalismo liberal equivale  a tomar riesgos en el plano de los hechos, sobre el terreno,  con el fin de buscar un mundo mejor.

El presidente Barack Obama y el Secretario Kerry tienen miedo de que si intervienen militarmente en Siria van a ayudar a llevar al poder a un régimen pro jihadista – o en cambio ,Siria se desintegrará en una anarquía aún, con ecos del Afganistán de los años 90. Por eso hacen poco.

Obama y Kerry deben saber que la elección de Egipto no es simplemente entre dictadura y democracia, sino entre un autoritarismo militar que puede ser indirectamente útil para los intereses occidentales y un régimen islamista hostil a los intereses occidentales . De modo que en silencio, aunque con rabia , aceptan el nuevo orden en El Cairo. El gobierno sabe que si quiere girar hacia el Pacífico, debe poner en orden , la casa diplomática de Estados Unidos en el Oriente Medio : por eso  se busca un acercamiento con Irán y un acuerdo entre israelíes y palestinos.

Todo esto es razonable, aunque aburrido. Pero el equipo de Obama se ha atado  la lengua, porque no se puede admitir el hecho de ser  un gobierno demócrata liberal que sostiene una  política exterior republicana moderada. Es una lástima, porque explicar públicamente estas acciones  sería relativamente fácil . En lo que respecta a Egipto, todo lo que la administración tiene que decir es: apoyamos  la democracia donde se puede y estabilidad donde se debe.

En cuanto a Siria , podría advertir acerca de los peligros impredecibles que sobrevendrían  con una intervención militar seria. Se puede explicar Irán e Israel – Palestina en términos de las metas más ambiciosas y de largo plazo de Estados Unidos en el Medio Oriente y Asia. Cuanto mayor paz exista en el Medio Oriente , más  puede concentrarse Estados Unidos en Asia – eje geográfico de la economía mundial.

Aunque, a diferencia de Kerry , Hillary Clinton era adversa al riesgo, ella explicaba lo que hacía. Su ” pivote ” aasiático puede haber sido atacado desde algunos cenáculos de expertos. Pero era una concepción estratégica,  algo original y, en rigor, ello lo explicaba mejor que cualquier cosa que Kerry haya explicado. De hecho, ella escribió un largo ensayo sobre el eje en  Asia en la revista Foreign Policy. Lo que fue raro , ya quepor lo general no salen ideas originales del gobierno.

Obama tiene buenos instintos realistas, pero hasta ahora  no muestra  una estrategia  que haya podido explicar al público. Y sin una estrategia pierde influencia ,ya que el poder en la era de los medios de comunicación de masas no trata sólo acerca de hechos y capacidades , sino sobre lo que ese poder puede sostener retóricamente . Ronald Reagan fue un presidente poderoso en buena medida debido a su elevada retórica . ( Después de que el presidente ruso Vladimir Putin anexó Crimea, Reagan habría volado a Polonia y los estados bálticos y habría declarado : “Sr.Putin , estoy de pie en territorio sagrado de la OTAN ! “) George W. Bush fue más débil presidente de lo que podría haber sido porque se lo juzgaba incapaz de expresarse .

Obama es un buen orador, pero ha explicado poco en el ámbito de la política exterior , y aun  cuando lo hace parece carecer de pasión, como si sólo estuviera  leyendo sus líneas. Esto vuelve más débil  su política exterior, pese a las fortalezas inherentes de la misma. Y hace que sus opositores en el extranjero tengan menos respeto por él.

Una vez más , en la edad de los medios de comunicación , la presentación y la marca pueden ser 50 por ciento de  todo – especialmente si uno está en el escenario mundial. Si no fuera así, político ni los líderes de las democracias ni los dictadores darían discursos , limitarían estrictamente sus actividades a reuniones discretas tras las bambalinas.

Obama sin duda tiene  material con el que trabajar. Basta mirar el mundo actual. China y Rusia, con todos sus problemas y limitaciones, se han convertido en principales rivales geopolíticos de Estados Unidos en sus respectivas regiones. El Medio Oriente es fundamentalmente más inestable de lo que ha sido en décadas , con varios colapsos estatales que hanr facilitado terreno fértil  para los grupos más extremistas. Por supuesto , Estados Unidos no puede dominar el mundo. No puede patear a China de Asia y Rusia fuera de Europa. Y no puede arreglar las sociedades como Siria y Libia. Pero puede maniobrar inteligentemente , ejerciendo más a menudo influencia a su favor sobre  los equilibrios de poder en todas los escenarios.

Y una de las formas de hacerlo es – para repetir – apoyando la democracia donde podamos y   la estabilidad donde debamos. También puede hacer esto mediante la preservación de cierta estabilidad mundial a través de despliegues aéreos y marítimos en el Pacífico  y el  Índico .

Estados Unidos puede ser el eje organizativo para trabajar con Europa contra una  Rusia revanchista. Todas estas piezas encajan . Esto y mucho más se puede explicar al pueblo estadounidense . Y hacerlo , sin duda, mejorará el poder de EE.UU. ,  en primer lugar volviendo más improbable la tentación de probarlo.

 

*Nota del Editor: Este artículo se reproduce por gentileza de Stratfor. Robert D. Kaplan, prestigioso columnista de New York Times, Tha Atlantic, es jefe de Geopolítica en Stratfor.

 Stratfor ofrece una combinación de visión geopolítica, inteligencia basada en fuentes y un análisis objetivo para producir información confiable, previsión para empresas, organizaciones y agencias gubernamentales. Para obtener más información sobre las soluciones de Stratfor, haga clic aquí:http://info.stratfor.com/solutions/

 

Dejar una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>