Identikit de la clerecía periodística políticamente correcta

his masters voice (3)

 

Por Diego Fusaro* (Interesse Nazionale).   El nuevo clero posmoderno y hedonista, nihilista y narrador, realiza la función de conexión ideológica entre la oligarquía financiera y las multitudes precarias, induciendo a estas últimas a aceptar el orden funcional de la primera en vista del mantenimiento garantizado del equilibrio de clase del postcapitalismo. burgueses y posproletarios, neooligárquicos y neo-serviles. Según un proceso que comenzó con los años Sesenta y Ocho y culminó después de 1989, las clases dominadas permanecieron sin intelectuales en el sentido de Gramscia, es decir, sin representantes teóricos de sus intereses prácticos y su proyecto de emancipación.
El clero periodístico regular decide lo que la masa precarizada debe pensar y desear, de modo que los flujos de consentimiento y disenso se organicen en vista de la confirmación siempre renovada del orden existente. El verdadero periodismo debería hacer público lo que el poder aspira a mantener en secreto: los periodistas de hoy, de una manera diametralmente opuesta, siempre y solo difunden mensajes que cumplen con el orden dominante y oscurecen sin descanso las relaciones de poder reales. Manejan las superestructuras, de modo que siempre se vuelven a duplicar y santifican lo existente integralmente mercantilizado y, de forma convergente, evitan el establecimiento de la “crítica teórica” ​​y de la “subversión práctica” de la memoria marxista.
Hegel afirmó que la lectura de los periódicos parece “una especie de oración realista matutina”. Gracias al clero periodístico de hoy, se ha convertido en una oración “irreal”, porque está dirigida a una realidad impulsada por los medios de comunicación ahora desprovista de contacto con la “realidad real” y rediseñada ad hoc por mediadores de consenso y formadores de opinión que, desde la cima de sus think tanks progresistas liberales con una orientación euroatlantista dan forma a la nueva mentalidad globalista y transmiten a la población precaria posproletaria el nuevo estilo de vida masivo, deseticizado y permanentemente transgresor, enemigo de todos los parámetros de valor proletario y burgués sobrevivientes.
Homologan la imaginación de las poblaciones en vista a su completa integración en el nuevo orden de clase desoberanizado y deslocalizante, con el único Weltanschauung que permite lo que concibe al mundo como una red comercial de flujos financieros para átomos en competencia permanente. Inducen a los sujetos a abandonar todas las perspectivas de clase y conflictivas, de modo que se adhieran sin una conciencia infeliz y sin una desobediencia razonada al proyecto del neocapitalismo liberal-libertario, a sus categorías conceptuales fundacionales y a su imaginación general. Además, los gerentes de las superestructuras persuaden a las clases que han sido agotadas y derrotadas por las políticas liberalistas sobre la bondad intrínseca del universalismo del mercado y la verdad incuestionable del teorema de la identidad entre libertad y globalización, entre democracia y economía desregulada.

* Diego Fusaro (Turín, 1983) es un filósofo, escritor y ensayista  italiano. Se define como marxista. Es crítico con la denominada teoría de genero y en su libro Pensare altrimenti considera que esta constituye el modo que el capitalismo y las élites europeas y estadounidenses usarían para destruir las diferencias sociales entre hombres y mujeres, y desintegrar a la familia, la cuál sería la última fuente de respaldo del individuo.

 

 

Dejar una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>